lunes, 1 de septiembre de 2014

Septiembre

Llega con el mismo calor que acabó agosto y en mi caso con el final de las jornadas laborales interminables a la par que gloriosas. A mi el periodo estival siempre me pilla escribiendo e ilustrando cuentos que milagrosamente llegan a las librerías en otoño.
Este año serán cuatro,
cuatro álbumes para acabar el 2014.




1. Abuelas. Manual de instrucciones.





¿ Otra vez abuelas?. Síiiii. Vuelvo a las abuelas pero desde otro lugar."Abuelas de la a a la z" me ha dado mucho juego para trabajar en los colegios , es un libro fácil de compartir con los niños.Pero lo más sorprendente es que he descubierto que los nietos nunca se plantean que sus abuelas, antes de ser sus abuelas ¡ tenían vida propia!, ¡ Existían! y además ¡fueron niñas! cosa que les parece inexplicable. Y ya para que hablar de ese mundo en el que ellas vivían hace sesenta años,bastante distinto al de los niños de ahora. ¡ No había internet!, mucho peor.. ¡ No había tele!, No había ni siquiera frigorífico. ¡ No puede ser! dice mi hijo Pablo cuando ojea lo que escribo por encima de mi hombro. Pues bien, esto es lo que he intentado reflejar en este álbum en el que más que hablar de mis abuelas, hablo de las abuelas de mis niños, "oseasé" de nuestras madres, en fin, mejor bichear entre sus páginas para ver si he conseguido mi propósito.De la mano de la Editorial Lumen, llegará a las librerías el 5 de noviembre.









2. La repholeira.

Un cuento escrito por la autora brasileña Claudia Nina, ambientado en una aldea perdida en el mapa, con unos personajes inspiradores y una curiosa protagonista. Éste álbum saldrá en Brasil, cosa que me hace mucha ilusión, de la mano de la editorial Aletría.











3. LABORATORIO PORTÁTIL DE ESCRITURA.

Una idea que tenía muchas ganas de poner en pie y que por supuesto encontró respuesta inmediata en los editores de tres tigres tristes ( ttt). 

Esta es la portada provisional de un "libro- cuaderno- laboratorio " que pretende caer en las manos de aquellos que tengan ganas de lanzarse a escribir partiendo de las propuestas que les hacemos.


Escribir es adictivo. Para muchos, publiquen o no publiquen, es lo mejor que se puede hacer. Escribir es placentero, es emocionante y es duro. Que se lo digan a SIMENON, que tenía la costumbre de pesarse antes y después de escribir un libro en tres semanas y siempre había perdido un kilo y medio.
"Nulla dies sine linea" - decía el escritor Plinio el Viejo( 23-79 d.C)  
traducido: que no pase un día sin que escribas o leas una línea.


Los escritores escriben cada día, cada uno de ellos tiene sus manías: los hay que prefieren escribir de noche, para que nadie les moleste, como FLAUBERT, BYRON, BALZAC, MILLER, ANNE RICE… y los hay que no sólo prefieren escribir de día sino que se sienten más cómodos rodeados de jaleo: ITALO CALVINO se sentía cómodo mientras sus hijas jugaban a sus pies, a SAUL BELLOW le encantaba que le interrumpiesen y JARDIEL PONCELA sólo rellenaba sus cuadernos en los cafés más céntricos, un sitio donde seguramente no encontraríamos nunca a KNUT HAMSUN que parece ser que se despertaba a media noche y escribía a oscuras en un cuaderno que dejaba en su mesita de noche.




Lo único claro es que todos llevamos un laboratorio en la cabeza, y que a algunos nos encanta tratar de volcar las ideas que surgen entre sus paredes sobre el papel. 

Las baldas de este laboratorio  están llenas de elementos prodigiosos  capaces, por ejemplo,  de transformar un pequeño mamífero roedor, que podría ser un simple ratón, en un súper héroe de paletas afiladas que puede salvar el mundo a bordo de una Góndola llamada siete quesos. 
Lo mejor de escribir es que todo lo que pase depende de ti, de hasta donde quieras llegar con las palabras mágicas. En realidad todas lo son. Tú las combinas y ellas hacen el resto...






En este cuaderno solamente abrimos los frascos, volcamos los ingredientes que contienen y tú haces lo demás.




4. A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, 

hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras 

el amor.


.. Está por todos los rincones de la realidad y la ficción, desafiando a la cordura, desatendiendo a la gravedad, burlándose de cualquier ciencia que trate de buscarle explicación. No existe manera de escapar de él y no entiende de reglas ni de leyes ni de “peros” ni de “por qués”. Habla en todas los idiomas con la misma lengua. No aprende de los errores, tropieza en la misma piedra una y otra vez, no hace distinciones de razas, ni sexos, ni edades, ni imposibles. Huye de la lógica y no se deja convencer por la razón, ama la trama sin preocuparse por el desenlace. No puedes seguir su rastro porque no tiene caminos, atarlo en corto es darle alas. Puede ser un banquete para el corazón o una herida indeleble para el alma. Se puede afinar con los dedos de la ternura o desafinar con los del desamor para que suene desgañitado como el despecho. Nadie sabe  de donde llega ni por donde se va. En sus manos eres como marioneta feliz movida por sus hilos y a su antojo. Como veleta expuesta al capricho de los vientos. Está presente en todas las modalidades del arte, en todas las caricias del planeta, en todos rincones del tiempo. No se puede vivir sin aire, ni se puede respirar sin amor...

Después de una exhaustiva recogida de datos; sumando desvelos, analizando suspiros, catalogando besos, auscultando latidos, atando anhelos... nos hemos atrevido a tipificar hasta veinticuatro tipos de amor diferentes, según sean de altos vuelos o de “ a ras del suelo”, diurnos, taciturnos, insomnes, delirantes, deseperados, desatendidos, acogedores o festivos...
Advirtiendo las características que, a grandes rasgos, comparten algunos de ellos, los hemos clasificados en cuatro categorías principales. 

Amores Desmedidos
Amores a Medias
Amores a Medida
Amores Medio-ocres.

Una vez que cada clase de amor ocupó su lugar dentro de una de estas cuatro categorías, nos dispusimos a diseccionar con precisión de cirujano y uno por uno, los veintiséis prototipos que quedan recogidos en estas páginas.  




El más cuidado de todos mis álbumes.
Llegará a la par que abuelas, manual de instrucciones, el 5 de noviembre y también de la mano de la editorial Lumen. 











Y creo que esto es todo.
El año que viene también llega cargadito de libros y proyectos y entusiasmo.

Feliz reencuentro con la realidad a todos los que ya están de vuelta de las vacaciones.